Producto danés minuciosamente probado y bien documentado 🇩🇰

Mascarilla tipo 2R

Aprobación: Marcado CE
Numero de equipos: 3 capas
Tipo: Mascarilla médica 2R
Cantidad: 50 pcs. pr. paquete
Efecto de filtrado: ≥ 98%

Mascarilla – protéjase y proteja a los demás

El coronavirus y la COVID-19 se propagan a una velocidad de vértigo. Tanto en casa como en el extranjero. La pandemia ha recobrado su vigor, pero, afortunadamente, contamos con productos y métodos para cuidarnos a nosotros mismos y a los demás de la mejor manera posible.

Con la mascarilla desechable Safe2breathe, en algunos contextos también llamada mascarilla facial o mascarilla médica / quirúrgica, conseguirá una protección eficaz contra bacterias y virus. Y, al mismo tiempo, contribuirá a limitar la propagación de la enfermedad.

Las boquillas de Safe2breathe tienen la marca CE y están testadas y certificadas por las autoridades sanitarias danesas. Esto asegura un producto de alta calidad. Un dispositivo de protección en el que usted y su entorno pueden confiar.

 

Por esto llevamos mascarilla

El propósito de usar una mascarilla es, ante todo, evitar transmitir la infección a otras personas. El nuevo coronavirus y la enfermedad COVID-19 son traicioneros porque una proporción significativa de los infectados son portadores del virus y la enfermedad sin presentar síntomas graves. Podemos estar infectados con el virus y tener la enfermedad sin saberlo. 

Utilizar mascarilla es, en otras palabras, una medida de precaución sensata y una gran contribución para contener el virus y prevenir la propagación de la infección a otras personas, sobre todo a las personas especialmente vulnerables de la sociedad, como los ancianos y los enfermos crónicos.

La experiencia de la actual pandemia de coronavirus sugiere, además, que las mascarillas también brindan protección contra infecciones externas a la persona que la lleva. Un usuario de nuestra mascarilla tipo IIR está protegido con un efecto de filtración de ≥ 98%.

Un uso adecuado de la mascarilla es un buen complemento para prevenir la propagación de infecciones. En un esfuerzo por reducir la propagación del nuevo coronavirus y de la COVID-19, los políticos daneses, por recomendación de las autoridades sanitarias, establecieron la obligatoriedad del uso de la mascarilla en un gran número de lugares del espacio público. Por ejemplo, en el transporte público, hospitales, comercio minorista, residencias de ancianos, instituciones educativas, etc. 

Las recomendaciones y requisitos de las autoridades sanitarias danesas con respecto al uso de mascarillas sigue las directrices de una serie de organizaciones internacionales, como la Organización Mundial de la Salud, OMS, y la Agencia Europea para el Control de Enfermedades, ECDC. 

Recuerde las 6 recomendaciones

Las mascarillas evitan que las bacterias y los virus penetren en las vías respiratorias y caigamos enfermos, pero ni siquiera el uso de las mascarillas eficaces puede detener por sí solo la propagación del nuevo coronavirus y de la COVID-19. Por lo tanto, además de usar mascarilla, es importante también cumplir con las otras recomendaciones generales sobre la prevención de la propagación de la infección:

  • Si tiene síntomas, ha dado positivo en la prueba o está en contacto cercano con una persona infectada, manténgase en aislamiento
  • Lave las manos con frecuencia o use desinfectante de manos 
  • Tosa o estornude en su manga
  • Evite apretones de manos, besos y abrazos
  • Limpie con frecuencia, tanto la casa como el lugar de trabajo
  • Mantenga la distancia con otras personas

Mascarilla de alta calidad con marca CE 

Las mascarillas de Safe2breathe están clasificadas como dispositivos médicos. Esto significa que nuestras mascarillas cumplen una serie de requisitos técnicos de las autoridades sanitarias. Nuestras mascarillas se prueban y verifican continuamente para garantizar que cumplan con las leyes de dispositivos médicos, incluida la seguridad y el rendimiento de las mascarillas en relación con la filtración de bacterias y virus en el aire.

Nuestras mascarillas están hechas en fábrica y tienen la marca CE (EN14683: 2019 + AC: 2019). El marcado y la certificación son su garantía para una mascarilla de la más alta calidad.

Las mascarillas desechables de calidad médico / quirúrgica se dividen, básicamente, en tres tipos: I, II y IIR. La denominación de cada tipo se refiere, entre otras cosas, a la eficacia con la que la mascarilla puede filtrar bacterias y virus.

Nuestra mascarilla es de las denominadas mascarilla tipo IIR de calidad médica, que es el tipo recomendado por las autoridades sanitarias danesas para su uso por parte del personal del sector sanitario, social y de la tercera edad.

La mascarilla tiene un filtro con tres capas. Los resultados de las pruebas independientes muestran que la mascarilla filtra más del 98 por ciento de todas las bacterias del aire que el portador inhala y exhala.


En Dinamarca, es la Agencia Danesa de Medicamentos (Lægemiddelstyrelsen) la autoridad responsable de los dispositivos médicos. En ellos se incluyen las mascarillas tipo IIR, que es la calidad que produce Safe2breathe. En el sitio web de la Agencia Danesa de Medicamentos, puede leer más sobre los diferentes tipos de mascarillas, incluido el marcado CE y los requisitos técnicos.

Prueba de capacidad de filtrado

Las mascarillas desechables del tipo que produce Safe2breathe se denominan en el lenguaje técnico «mascarillas quirúrgicas» y se utilizan de forma rutinaria en el sector sanitario durante, por ejemplo, operaciones en hospitales.

Las mascarillas médicas y quirúrgicas se producen de acuerdo con estándares industriales cuidadosamente establecidos, que garantizan que tengan el efecto y la funcionalidad deseados.

Las mascarillas quirúrgicas, o mascarillas médicas desechables, se dividen en tres tipos: I, II y IIR. Con los estándares industriales, tanto el grado de filtración como la transpirabilidad quedan documentados. 

Las mascarillas de tipo I tienen una tasa de filtración de al menos el 95 por ciento. Las mascarillas de tipo II tienen un grado de filtración de al menos el 98 por ciento. 

Las mascarillas de Safe2breathe están aprobadas como IIR, que tiene la mayor capacidad de filtración y también está diseñada y fabricada para resistir salpicaduras de líquidos, lo que en otros tipos de mascarillas puede provocar problemas de transpiración. Por lo tanto, nuestra mascarilla cumple también con los requisitos más estrictos sobre la facilidad para respirar cuando usa la mascarilla.

Paquetes de 10 unidades

Las mascarillas tipo IIR de Safe2breathe se venden en un embalaje original cerrado con 10 mascarillas en cada paquete. El paquete contiene el marcado CE e información sobre el uso correcto de la mascarilla. De esta manera, cumplimos con los requisitos de la Agencia Danesa de Medicamentos para equipos médicos, que también afectan al embalaje, etiquetado e instrucciones para el usuario del dispositivo médico.

Las mascarillas tipo IIR de Safe2breathe se pueden utilizar en todas las situaciones en las que las autoridades exigen el uso de mascarilla. Es decir:

  • En viajes en transporte público, por ejemplo en avión, tren, autobús, ferry y taxi
  • Para ir a comprar a supermercados, centros comerciales y pequeños comercios
  • En visitas a restaurantes, bares y cafeterías
  • En escuelas, instituciones y centros educativos
  • En el médico y en el hospital
  • En residencias geriátricas y centros de mayores
  • En visitas a museos y otras instituciones culturales
  • En viajes al extranjero, ya que, además de Dinamarca, existen otros países donde es obligatorio el uso de la mascarilla 

Le recomendamos que, dada la situación actual, lleve siempre consigo mascarilla y desinfectante de manos, para que pueda moverse lo más libremente posible, y, al mismo tiempo, protegerse a sí mismo y a los demás de infecciones y enfermedades.

 

Uso correcto de la mascarilla desechable.

Las mascarillas desechables de Safe2breathe están fabricadas, testadas y aprobadas para un solo uso.

Al usar la misma mascarilla desechable varias veces, el usuario ya no puede estar seguro de que funcione como se espera ni de que cumpla con los requisitos para los cuales ha sido fabricada, testada y aprobada.

Si la mascarilla solo se ha usado una vez y por poco tiempo, para comprar en un supermercado, o para un viaje corto en autobús o similar, se puede volver a usar. Sin embargo, es importante guardar la mascarilla de forma adecuada cuando no se esté usando. El almacenamiento adecuado de la mascarilla puede, por ejemplo, realizarse en una bolsa de plástico limpia.

Para protegerse mejor a usted y a los demás de las bacterias y los nuevos coronavirus, es importante que no utilice las mascarillas desechables muchas veces. Una regla general es que para manipular y usar una mascarilla desechable correctamente, debe usarse por un período de tiempo equivalente a cuatro horas. Luego deberá cambiarla para proteger a los demás y, al mismo tiempo, estar adecuadamente protegido contra bacterias, partículas y virus.

Las mascarillas desechables deben descartarse después de su uso y no se pueden lavar, ya que el agua y el jabón pueden afectar el grado de filtración y transpirabilidad.

Para obtener el máximo beneficio de la mascarilla, también es importante que se la coloque según las indicaciones de las autoridades sanitarias.

Se debe proceder de la siguiente forma:

  • Limpie las manos con agua y jabón o con desinfectante, antes de tocar la mascarilla. 
  • Sostenga la mascarilla por las gomas y colóquelas alrededor de cada oreja
  • Tire de la mascarilla hacia abajo, cubriendo la boca y la barbilla
  • Ajuste el borde rígido para que la mascarilla quede totalmente pegada a la nariz.
  • Después de su uso, deseche la mascarilla con los residuos domésticos normales. 
  • Vuelva a limpiar sus manos con agua y jabón o con desinfectante  

 

¿Tiene sentido usar mascarilla?

Antes de que el nuevo coronavirus llegara a Dinamarca, la mayoría de nosotros conocíamos principalmente las mascarillas desechables por los hospitales, donde cirujanos, anestesiólogos y enfermeras las usan durante una operación para no correr el riesgo de transferir microorganismos al paciente.

Ahora la situación es totalmente diferente y la mascarilla se ha convertido en un deber para todos nosotros en muchas situaciones cotidianas.

En este sentido, algunos medios han pedido documentación sobre el efecto exacto del uso de la mascarilla. Así, la Dirección General de Salud ha publicado el informe «Uso de mascarilla en espacios públicos – Documentación y recomendaciones de los profesionales de la salud».

El informe menciona, entre otros, un artículo de la reconocida revista médica The Lancet. Los autores del artículo analizaron de forma específica el uso de mascarillas desechables en relación con el riesgo de infección por COVID-19 o enfermedades virales de un tipo similar (SARS / MERS). Los autores concluyen, basándose en 29 estudios, que «el uso de mascarilla o de un dispositivo de protección respiratoria estuvo asociada a una reducción significativa del riesgo de contagio». 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Agencia Europea para las Infecciones (ECDC), en consonancia con la Dirección General de Salud y Medicamentos de Dinamarca, recomiendan el uso de mascarilla como complemento para prevenir infecciones en situaciones en las que no es posible mantener la distancia, y para el ECDC en situaciones en las que hay una infección comunitaria generalizada o en aumento.

Hay diferencia entre las distintas mascarillas

Además de las mascarillas médicas y quirúrgicas fabricadas con base en normas industriales con las pruebas correspondientes, etiquetado y aprobación regulatoria, también existen las llamadas mascarillas de tela.

Normalmente, están fabricadas con textiles, papel o celulosa.

La Organización Mundial de la Salud, OMS, recomienda que no se utilicen mascarillas de tela en situaciones en las que la mascarilla deba proteger al usuario de contagios en el entorno.

Las mascarillas de tela normalmente no cumplen con los estándares de la industria que se aplican a las mascarillas desechables médicas y quirúrgicas. Por la misma razón, las mascarilla de tela no pueden venderse ni comercializarse en Dinamarca como equipo de protección personal o mascarillas quirúrgicas.

En su sitio web, la Dirección General de Salud y Medicamentos de Dinamarca indica que se está trabajando actualmente para descubrir la posibilidad de un etiquetado de calidad de mascarillas de tela para informar a los ciudadanos.

El mismo documento establece que «las personas con mayor riesgo de cursar de forma grave la COVID-19, los familiares que usan mascarilla para proteger a una persona con mayor riesgo, y las personas infectadas del nuevo coronavirus o sospechosas de estarlo, deberían, por precaución, evitar utilizar mascarillas de tela que no tengan documentada su calidad y grado de filtración».

Errores que cometemos habitualmente al utilizar mascarilla

Un uso adecuado de la mascarilla es un buen complemento para prevenir la propagación de infecciones. Los beneficios de usar mascarilla son muchos, pero requiere que cumplamos con los demás requisitos y recomendaciones de las autoridades sanitarias, en particular una buena higiene de manos y distancia social.

Sin embargo, la mascarilla también puede hacernos cometer errores que reduzcan su efectividad o no limiten la propagación de la infección. La mayoría de las veces se tratará de:

  • Manipulación inadecuada de la mascarilla, aumentando así el riesgo de contagio por contacto. Esto sucede si tocamos nuestra propia mascarilla o nos olvidamos de lavarnos o desinfectarnos las manos antes de ponérnosla.
  • Uso inadecuado de la mascarilla, que aumenta el riesgo de mala filtración y falta de efecto. Esto puede suceder si no cambiamos la mascarilla desechable con la suficiente frecuencia o si la mascarilla está húmeda o contaminada. 
  • Inadecuado cumplimiento del resto de medidas para prevenir la propagación de la infección. Esto sucede si el llevar mascarilla nos lleva a sentir una falsa sensación de seguridad que nos hace relajarnos en otras medidas como una buena higiene de manos o la distancia con los demás.